Una zapatilla debajo del árbol

La semana pasada tuve la suerte de visitar la fabrica de Juguetes Famosa en Alicante. No sólo se inauguraba la nueva planta, sino que se presentaba la IV edición de #Juegorama, el estudio que la compañía juguetera hace anualmente.

Salí de Madrid a las 7:25 a.m de un jueves, lista y preparada para pasar un día que me devolvería a mi más tierna infancia. Un día en el que me teletransportaría de nuevo a mi niñez y recordaría cada minuto pasado entre barriguitas, nenucos y pinypon.

Mis expectativas no se quedaron atrás cuando al llegar y subir unas escaleras, pude ver desde lo alto pasillos enteros llenos de colores. Muñecas, coches, peluches… un sinfín de divertidos juguetes que en mis mejores días habrían sido el sueño de cualquier niña.

Tras una primera toma de contacto, el Consejero Delegado de Famosa y su Director de Marketing, presentaron la que sería la IV edición de Juegorama. Bajo el lema “Es Juego de Todos”,  hicieron un recorrido por el estudio, sus fases y sus conclusiones, siendo el “Juguete Responsable” el protagonista de la jornada.

Una vez transcurrida la presentación, llegó el momento más esperado por todos. El momento de perderse en un mundo imaginario, un mundo de fantasía e ilusión. El Showroom de Famosa está dividido por marcas, ocupando Nancy, Nenuco, PinyPon y Feber un lugar especial. No podría elegir ninguno de ellos ni marcar uno como favorito, pero si pude volver años atrás en el tiempo y verme sentada en la alfombra jugando con todos.

Durante unos minutos, fue como volver a aquellos días de Navidad en los que te parabas delante de las jugueterías y pegabas tu cara al cristal. Tardes en las que marcabas con un circulo los muñecos que te gustaban del catálogo. Horas delante de la televisión diciendo “me lo pido”.  Recuerdos imborrables de cuando veías pasar la cabalgata y señalabas a los reyes gritando “ese es el mío”. Noches sin dormir, asustada debajo de la sábana, escuchando a los Reyes salir por la ventana esperando que se hubieran comido todo el turrón.

Después de dar una vuelta por el pasado y querer ser niña una vez más, nos enseñaron la nueva fábrica y cómo se hacían parte de los juguetes de Feber.

Sin ser Cenicienta ni acabar el hechizo a las 00:00, el tren salió a las 16:00 p.m poniendo fin a un día de magia entre pequeños personajes. Con un Nenuco debajo del brazo, volví a Madrid sabiendo que estas Navidades no serían igual y que habría un grupo de juguetes celebrándolas en un pueblo de Alicante.

IMG_7086

IMG_6976 IMG_6993

IMG_7006

IMG_7018

IMG_7029

IMG_7036

OLYMPUS DIGITAL CAMERA


Un pensamiento en “Una zapatilla debajo del árbol

  1. Marta

    He visto en la TV la coleccion del Museo del Traje que me ha parecido muy divertida, original, llena de colorido y con buenos recuerdos de nuestra Nancy. Imagino que disfrutaras un monton del dia en Alicante, bs y cuidate

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>